Laboratorio De Exploración Espacial Y Planetaria.
Foto
Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria.
Image1 (1)
Para contactarlo nuevamente por la estación terrestre de la FCFM, se debe esperar a que el satélite vuelva a pasar por territorio nacional.
Laboratorio De Exploración Espacial Y Planetaria. Para Contactarlo Nuevamente Por La Estación Terrestre De La FCFM, Se Debe Esperar A Que El Satélite Vuelva A Pasar Por Territorio Nacional.

El Programa Espacial de la Universidad de Chile hace historia tras superar la etapa más crítica de la puesta en el espacio del nano-satélite SUCHAI 1: contactarlo en su órbita. 

DESCARGA el modelo imprimible de SUCHAI ==> AQUÍ

Hoy 23 de junio de 2017 el SUCHAI 1 dio sus primeras señales luego de ser lanzado al espacio desde India el día de ayer a las 23:58 horas de Chile.

Estas frecuencias fueron captadas por radioaficionados de varias partes del mundo y comunicadas a la estación terrestre del Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria del Departamento de Ingeniería Eléctrica -DIE- en la FCFM. Su identificación permitió corroborar el despliegue de sus antenas, una de las claves para su correcto funcionamiento en el espacio.

Estas primeros indicios también fueron captado levemente por la estación terrestre de la Universidad de Chile, cuando el vehículo espacial pasó a eso de las 9:40 hrs. de hoy por territorio nacional. “Logramos escuchar una señal débil por ahora, porque hay que ajustar la radio y la frecuencia para detectarla exactamente en el SUCHAI. Los radioaficionados también nos confirmaron que escucharon los bicons (señales) del satélite. Así que todo indica que el SUCHAI está vivo y funcionando. Sólo nos falta ajustar bien la señal para obtener un bicon completo, pero por lo que hemos visto hasta ahora seguiremos recibiendo reportes durante el día de otras personas que lo seguirán escuchando a su paso”, señaló Carlos González, investigador a cargo de la estación terrestre .

Con esto, el satélite indica que su órbita es la correcta, es decir, está a una altura aproximada de 505 km y va a una velocidad de 7 km/s. Además, logró entrar en funcionamiento luego de su periodo de latencia de 30 minutos, ya que desplegó sus antenas correctamente, confirmando que tiene energía y, por ende, transmitiendo sus señales que ya han sido escuchadas por estaciones de Sudáfrica, Inglaterra, y otras de nuestro país como La Serena y Los Ángeles.

“El éxito alcanzado a la fecha por el Programa Espacial de la Universidad de Chile confirma la excelencia del equipo que lo integra y la calidad de la tecnología espacial desarrollada con recursos limitados. Esta evidencia reafirma que en Chile se puede hacer ciencia de más alto nivel y acortar la brecha que nos separa de los países que generan tecnologías. El impacto de este logro, alcanzado por académicos y estudiantes de pregrado y postgrado ha generado un impacto muy positivo en toda la comunidad universitaria, que se siente orgullosa y feliz de concretar el primer desafío de un sueño que parecía imposible en los inicios del programa en 2010”, declaró el decano de la FCFM Patricio Aceituno.

Asimismo, el Rector de la Casa de Bello, Ennio Vivaldi también envió unas palabras: “Este primer paso al futuro, al desarrollo de un programa espacial, llena de orgullo a toda la Universidad y al país. El SUCHAI y su equipo, estudiantes y académicos de nuestra universidad, son prueba vívida del rol público de la Universidad de Chile”, señaló.

Por ahora, el SUCHAI 1 seguirá siendo monitoreado por la estación de la Universidad de Chile para obtener una señal más completa, luego de esto continuarán las próximas etapas que son enviar instrucciones vía telecomando para poner a prueba la tecnología espacial y posteriormente poner en marcha las investigaciones.

Experimentos

SUCHAI 1 cuenta con tres experimentos de física espacial: medir la densidad de electrones en el plasma ionosférico de la alta atmósfera de la Tierra, evaluar cómo se comporta a nivel físico la electrónica en el ambiente hostil del espacio exterior, y observar el comportamiento de baterías en ese ambiente extremo, para la mejora de modelos de predicción de fallas. Por otro lado, con el nano-satélite en órbita también están poniendo a prueba tecnología satelital e instrumental desarrollada en nuestro país.

Luego de completar sus objetivos, el satélite debería quedar en órbita unos 12 años. A lo largo de ese tiempo irá perdiendo velocidad y será atraído por la fuerza de gravedad del planeta, para terminar desintegrado por el roce con la atmósfera.

Programa espacial

Este hito en la carrera espacial chilena consagra una primera etapa del Programa Espacial de la Universidad de Chile que ya tiene dos nuevos satélites en construcción, uno financiado por un proyecto Fondecyt y otro por un proyecto Anillo. Dentro de los objetivos para estas dos nuevas versiones del SUCHAI, de mayor tamaño físico que el primero, está el desarrollo completo de sistemas tecnológicos que se usan en los nano-satélites, que en la primera versión fueron adquiridos. En el ámbito de investigación, se abordarán problemas en áreas de la física espacial teórica, simulación y manejo de datos de satélites, expansión de una red de magnetómetros y la construcción de nuevos satélites para investigación científica, en las cuales se está trabajando en conjunto con la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile.

Comunicaciones FCFM