Subir

Desde abril del presente año, el académico del Departamento de Ingeniería Civil asume las funciones de la vicedecanatura de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile. “Me gustaría contribuir a que la gente se sienta cada vez más parte de esta comunidad y que esté contenta y realizada”, adelanta el profesor McPhee sobre los desafíos que le depara esta nueva responsabilidad.

Beauchefiano de cuna, el nuevo Vicedecano de la FCFM es ingeniero civil con mención Hidráulica, Sanitaria y Ambiental. Partió su experiencia laboral en el mundo privado como consultor, pero al poco andar sintió el llamado a dedicarse a la investigación.

“Rápidamente me di cuenta, como dijo una vez un amigo mío, que me interesaban más las preguntas que las soluciones”, cuenta el profesor McPhee, quien se adjudicó la beca Fulbright para obtener una maestría en ciencias, en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de California, Los Ángeles; y luego, el grado de doctor en recursos hídricos en esa misma universidad.

Mientras se encontraba en Estados Unidos, recibió la invitación de la académica del Departamento de Ingeniería Civil de la FCFM, Ximena Vargas, para postular al Programa de Académicos Jóvenes de Beauchef. La propuesta le pareció una “muy buena idea” y comenzó una carrera ascendente.

En el ámbito del conocimiento, el profesor James McPhee se focalizó en la hidrología y el agua que proviene de la Cordillera de los Andes y los temas relacionados con la nieve y los glaciares, materias en las que empezó a trabajar en 2009. En ese contexto, el profesor McPhee reactivó una línea de trabajo de campo en hidrología de nieves, iniciada en la década del 60 por los profesores Basilio Espíldora y Ludwig Stowhas -pero abandonada luego de la partida de éstos- posicionando nuevamente a la institución en el circuito nacional para la discusión e intercambio de estos temas, y abriéndose paso también en el ámbito internacional.

“Creo que he sido capaz de encontrar preguntas interesantes que estaban por contestar y he sido muy afortunado por tener colaboradores y estudiantes motivados, inteligentes y con ganas de salir de Beauchef para subirse a los cerros a explorar, tomar mediciones y entender un poco más de la naturaleza. A partir de eso hemos podido construir un grupo y una actividad de investigación bastante exitosa y activa, y que en poco tiempo se ha transformado en un referente a nivel nacional y tal vez a nivel internacional”, indica el Vicedecano de la FCFM.

Experiencia en la administración académica

En 2010 el Prof. McPhee asumió la Dirección del Departamento de Ingeniería Civil. “Se generó un espacio en la dirección y mis colegas pensaron que yo podía ser un aporte. El decano de entonces, Francisco Brieva se juntó conmigo y me dio su confianza y me hizo saber que pensaba que yo podía hacerlo bien”, recuerda.

De la experiencia ganada en esa etapa, el profesor McPhee recuerda que tomó conciencia de que los cambios no siempre son rápidos y que requiere de la voluntad de todos sus integrantes. En este sentido, su mandato estuvo marcado por una mirada humana en el que los ajustes  se realizaron de acuerdo a las prácticas que identificó hacían felices o disgutaban a la comunidad departamental. “Algunas medidas dieron fruto, otras no tanto. Era joven e ingenuo y aprendí en ese período que el cambio en la universidad no siempre es fácil y rápido, debido a la burocracia con que funciona la institucionalidad pública, sumada a la cultura organizacional, especialmente en ésta donde funcionamos de manera muy horizontal. Así comprendí la importancia de las voluntades individuales”, reflexiona.

Dentro de las medidas que destaca en dicho período, fue la contratación de académicos jóvenes. “Tuve una satisfacción importante al poder entusiasmar a personas jóvenes para ingresar al departamento. Creo que es parte de las cosas importantes que logramos en ese período, y una realidad que ha continuado con un proceso de renovación importante del cuerpo académico”, opina.

“Felipe Álvarez lograba contagiarte de energía para trabajar”

A pesar de haber sido generacionalmente cercano al ex Vicedecano Felipe Álvarez (Q.E.P.D.), fue con posterioridad que el profesor James McPhee lo conoció laboralmente. Al asumir como Director de Ingeniería Civil sostuvieron constantes reuniones y, más adelante, al participar en la Comisión de Calificación que el profesor Felipe Álvarez presidía, trabajaron juntos de forma periódica.

“Evidentemente era un tipo muy excepcional intelectualmente, pero quisiera referirme a otra arista de su forma de ser. Felipe era una persona a la que le importaban las cosas, profundamente. Esa forma de ser lo hacía muy potente porque te hacía querer trabajar con él, te hacía querer dar toda tu energía y esfuerzo para sacar adelante esas cosas que tanto le importaban”, destaca.

“Te voy a dar una anécdota que creo que lo retrata. Para la primera versión del Festival de Ingeniería y Ciencias del año 2012, hubo un festival de música donde varias bandas se presentaron el viernes por la noche. Yo vine con mi banda, la formábamos con dos amigos que no son de la Facultad, y tocamos muy tarde. No fuimos los últimos, pero era tardecito y había ya muy poca gente. Estaba parte mi familia y la de mis amigos, y un par de estudiantes. Entre esas pocas personas de repente miro hacia las sillas y ahí estaba Felipe. Se quedó sentado, escuchó todo el rato y estuvo súper atento. Para mí, ese gesto fue sumamente significativo porque me hizo sentir de manera personal lo mucho que le importaba la Facultad, en todas sus dimensiones, hasta la banda de garaje de uno de los doscientos y tantos profes”, concluyó.

Los desafíos de ser Vicedecano de la FCFM

“Creo, en primer lugar, que la misión de un Vicedecano es implementar las políticas de la Facultad. No obstante, tengo ideas que me gustaría poder contribuir. Lo que he aprendido en estos pocos días es que el cargo de Vicedecano tiene mucho que decir respecto del funcionamiento del día a día de la Facultad. Tiene que ver con procesos, pero también con voluntades de personas. Una vez más vemos que las voluntades son un punto importante en esta Facultad y creo que ello tiene directa relación con la forma en que las personas sienten su pertenencia a esta comunidad. Entonces, me gustaría tener algo que decir o influir para ayudar a que las personas vengan a trabajar, estudiar e investigar contentas y realizadas. Creo que es un desafío interesante”.

Comunicaciones FCFM – UChile